Ciencia, Técnica y Arte en el Diseño de Productos

¿Cuál es el alcance real del diseño como disciplina? Una pregunta que se hace Esteban Díaz y que trata de resolver simplificando el panorama de múltiples caminos posibles que se abren profesionalmente frente a todo diseñador. Según detalla, serían tres factores fundamentales en el proceso de diseño de productos: la ciencia, la técnica y el arte.

Haz scroll para profundizar en estos tres factores.

En una entrevista celebrando la segunda generación del iPod allá por el 2003, Steve Jobs explicaba que la definición de diseño en Apple abarca más que el aspecto de las cosas. “El diseño no es sólo cómo se ve o cómo se siente. El diseño es cómo funciona”, sentenció, a lo que me permito agregar “y qué me aporta”.

Todavía nos cuesta definir el alcance real del diseño como disciplina, y en ocasiones eso hace que quienes trabajamos diseñando nos perdamos en la multitud de caminos posibles para desarrollarnos profesionalmente. Para simplificar este panorama, podemos hablar de tres factores fundamentales en el proceso de diseño de productos: la ciencia, la técnica y el arte.

La ciencia del diseño de productos

El método científico permite generar conocimiento a partir de la observación, evaluación y del pensamiento crítico. Este conocimiento es esencial para tomar decisiones coherentes con nuestros objetivos. Por eso, todo proceso de diseño se basa en la investigación de usuarios.

Esto no significa ir preguntando por ahí qué te parece o cómo te gusta más. Los diseñadores utilizamos principios psicológicos, sociológicos y antropológicos bien documentados, como la teoría cognitiva, la Gestalt, la semiótica, las dinámicas en las relaciones sociales, y la cultura.

Observamos el comportamiento de las personas en los contextos que queremos transformar, y hablamos con ellos no por las palabras literales que escuchamos, sino por el significado subyacente. Buscamos patrones y tendencias, motivaciones y modelos mentales que nos permitan entender qué hacen y necesitan las personas en contextos específicos.

Y con todo este conocimiento, que documentamos para compartirlo y volver a consultarlo, podemos tomar decisiones con confianza de que tendrán el impacto que buscamos.

El pensamiento crítico, calificado como “fundamental para la innovación efectiva” por Harvard Business Review, es esencial para asegurar que todo este proceso se realiza de forma lo más libre de sesgos posible.

La técnica del diseño de productos

Igual de necesario que el saber es el hacer. La técnica se trata de la ejecución pragmática, el tomar decisiones basadas en la viabilidad técnica, los recursos disponibles, y las restricciones y objetivos de cada proyecto. Guiamos al proyecto a atravesar la incertidumbre inicial hasta la entrega de una propuesta concreta y accionable. Como dice Scott Belsky, cofundador de Behance, «la ejecución es lo que distingue a los verdaderos innovadores».

La práctica del diseño requiere que dominemos múltiples técnicas de acuerdo a nuestra especialización. Por ejemplo, las habilidades técnicas son esenciales en el diseño de productos digitales. Es importante dominar el uso de metodologías de ideación y conceptualización, así como las herramientas de diseño y prototipado para llevar el proceso de diseño hasta los entregables tangibles.

Otras habilidades, como las de facilitación, de liderazgo o planificación son igualmente relevantes para asegurar el éxito del trabajo en equipo y colaborativo.

El arte del diseño de productos

Definiciones de arte hay infinitas, pero a la hora de entender el factor artístico en el proceso de diseño de productos, recordamos las palabras de Tolstoi: “El arte no es una alegría, ni un placer, ni una diversión; el arte es una gran cosa. Se trata de un órgano vital de la humanidad que transporta al dominio del sentimiento las concepciones de la razón”.

Somos seres emocionales y nos cuesta someternos a la razón. Todo el conocimiento del mundo es inútil si no podemos establecer una conexión entre la emoción y la razón, y aquí radica el componente artístico del diseño de productos.

Se trata de la aceptación de las pasiones y emociones de las personas, especialmente aquellas implicadas en los momentos en los que el producto que diseñamos espera intervenir. Es la comprensión profunda de ese ser humano que busca cumplir sus anhelos, y nuestra complicidad al acompañarle en el proceso. Este es el deleite que experimentamos al usar un producto bien diseñado, uno que amplifica nuestras capacidades y nuestros esfuerzos, y nos empodera para alcanzar nuestros propios objetivos. Esta satisfacción no tiene porqué venir de la belleza o la estética, pero es innegablemente emocional y está vinculada al deseo del usuario de expresarse. Y, por lo tanto, es arte.

La excelencia técnica y científica, aunque esencial, es estéril si carece de humanidad. Y aquí reside el factor artístico de los procesos de diseño.

Diseñando con visión holística

En el complejo mundo del diseño de productos, hemos explorado los tres factores esenciales: la ciencia, la técnica y el arte. Cada uno de ellos desempeña un papel crítico en el proceso de diseño, y todos están profundamente interconectados.

  • Los conocimientos científicos nos brindan la base para comprender a fondo a nuestros usuarios, sus necesidades y motivaciones. Nos equipan con la capacidad de tomar decisiones informadas respaldadas por datos y evidencias.
  • La técnica nos permite llevar a cabo acciones de manera efectiva. A través del dominio de herramientas, metodologías y habilidades técnicas, traducimos la visión en productos concretos y funcionales.
  • El arte, en última instancia, agrega la dimensión humana al diseño. Reconoce y celebra la complejidad de las emociones humanas y su influencia en la experiencia del usuario.

Estos tres factores, lo científico, lo técnico y lo artístico, no son compartimentos estancos, sino componentes interdependientes de una visión holística del diseño. Un avance en cualquiera de estos frentes enriquecerá los otros dos.

Ya sea que elijas un camino de desarrollo como profesional generalista, especializado o en liderazgo, fomentar las conexiones entre estos tres factores es esencial. Porque es en la intersección de la ciencia, la técnica y el arte donde nacen las soluciones de diseño verdaderamente innovadoras y significativas.

Consejos

  • 01

    Nunca dejes de aprender.

    Lee sobre psicología, sociología y antropología. Explora nuevas herramientas de diseño y metodologías.

  • 02

    Colabora con perfiles diferentes.

    Amplía tu perspectiva aprovechando cada oportunidad de trabajar con personas de otras disciplinas.

  • 03

    Trabaja la escucha activa.

    No sólo para investigar con usuarios, sino para conectar con las personas en general y desarrollar una verdadera empatía.

  • 04

    Desarrolla el pensamiento crítico.

    Cuestiona las suposiciones y busca evidencias, reflexionando y analizando toda la información disponible. Participa en debates constructivos con otras personas.

  • 05

    Practica tus habilidades de comunicación.

    Mejora tu capacidad de articular, explicar y argumentar tus ideas.

Referencias:

– Walker Rob. The Guts of a New Machine. The New York Times Magazine, 30 nov 2003 (http://www.nytimes.com/2003/11/30/magazine/30IPOD.html)
– J. Castro, Sixto. La teoría del arte de Tolstoi como propuesta antropológica. CAURIENSIA, Vol. XVII (2022) 45-62, ISSN: 1886-4945 – EISSN: 2340-4256 (https://doi.org/10.17398/2340-4256.17.45)

Esteban Díaz

Lead Designer en BBVA
Director docente y docente MA Diseño de producto digital avanzado

Trabaja desde hace más de doce años en diseño y desarrollo de productos digitales en la intersección entre tecnología, diseño y negocio. Ha participado tanto en pequeños proyectos como en grandes empresas. Su experiencia y formación adquiridas en marketing, comunicación y desarrollo de negocio le han preparado para definir soluciones y liderar su implementación práctica.

MA. Diseño de producto digital avanzado

2.976€ Ahora

2.380,80€

Duración

113h

Siguiente convocatoria

Noviembre 2023

La disciplina del diseño ha madurado y ha dejado de estar enfocada casi exclusivamente en la producción de assets, para volverse una pieza fundamental en todas las fases del diseño de un producto o servicio digital.

Como consecuencia, los profesionales centrados en el diseño de experiencias de usuario o interfaz que quieren seguir creciendo y aportando valor dentro de equipos multidisciplinares, deben renovarse e incorporar nuevas habilidades.

Se necesita de una visión avanzada del proceso de diseño de productos digitales, que profundice en aspectos clave como la investigación inicial, tenga en cuenta fuentes de datos, la creación y evaluación ética de una propuesta de valor o la evaluación de un producto mínimo viable.

Dirigido por Esteban Díaz (BBVA) y Yolanda Alfaro

Una formación transversal y cuidada al detalle. Creada para elevar y sofisticar, adquiriendo profundidad.
Consulta el programa completo aquí

Contamos más
cosas interesantes

20/03/2024

El mar en una caracola

Por Belén Torregrosa, CEO y Directora de contenidos de LAVIDITA

Hablamos de lenguaje y su potencial. Y dice Belén: «(…) el lenguaje es mucho más que una respuesta automática. Si...

19/03/2024

Pensamiento estratégico y diseño estratégico. Una aproximación.

Por Ana Espejo, Design Research and Strategy y Consultant

¿Es el diseño estratégico una ciencia exacta? No. Se trata más bien, nos cuenta Ana, de una disciplina que se...

08/01/2024

Descubrir el futuro

Por Natalia Cisterna, Cultural & Social Researcher

¿Te has parado a pensar alguna vez en cuál es tu relación con el futuro? Natalia Cisterna sí y nos...

Este sitio web utiliza cookies
Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestro sitio web, usted acepta todas las cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.
Aceptar todas
Rechazar todas
Mostrar detalles