¿Y después de los Sistemas de Diseño?

¿Qué hay más allá de la actual definición de sistema de diseño?, ¿cuál podría ser su evolución en un futuro cercano?  Joan Arbó nos brinda una interesante reflexión sobre las posibilidades que nos brinda trabajar desde las piezas más básicas sin perder esa vista de halcón tan necesario para elevar y controlar los proyectos en los que trabajamos.

Haz scroll para leer el artículo completo.

Llevo ya un tiempo dándole vueltas, al principio con los brazos abiertos, sin dudarlo un instante, pero, como cualquiera que observa el cambio y edición tras edición del curso en Sistemas de Diseño, las dudas iniciales fueron resueltas, pero abrieron paso a otras nuevas. Es normal, el nicho se profesionaliza, y muy rápido.

La duda que me asalta continuamente a día de hoy es: ¿cómo afectarán los Sistemas de Diseño (SD) a los propios diseñadores? La definición habitual que encontrarás en los pasillos o salas de Zoom, es aquella que considera un SD como una colección de componentes reutilizables, guiados por normas claras, que pueden ensamblarse para crear diferentes aplicaciones.

No es mentira, un DS cumple al dedillo esta premisa, pero como diría Brad Frost, empecemos por lo más simple. En diseño de producto todo se puede dividir, y si no estamos haciendo algo mal. Es así, queridos, y en esta afirmación me pongo serio, cazurro, pataleo si hace falta, pero no doy el brazo a torcer. Casi todo en la vida es divisible según como lo observes, que se lo pregunten a los ex alumnos del curso que me odian fuerte por poner siempre en la primera clase The Power of Ten del matrimonio Eames, una lindeza del 77 capaz de ralentizar el tiempo.

En Sistemas de Diseño los diseñadores aprenden a ver las cosas como un conjunto de bloques de Lego. Una pieza de Lego puede convertirse en la naricita de Rudolf a la espera de Santa Claus, así como en una trampa anti ladrones en manos de Kevin McCallister (sí, el actor que da vida al niño de esa mítica película llamada Solo en casa). Las permutaciones son enormes, de la misma forma un botón puede ser tan útil en expandido ocupando todo el ancho de una tarjeta como acompañada de una lupa en la barra de búsqueda, la misma pieza, pero elevando la visión vemos que tiene otra función, holística, holística y holística.

Esta holística permite al diseñador sobrevolar el proyecto y todas sus áreas a ojo de halcón, permiten al diseñador salir de su cuerpo y ser poseído por el alma de diferentes usuarios a demanda. ¡Nuestra manera de trabajar cambia, evoluciona!

La evolución del Sistema de Diseño

La evolución del Sistema de Diseño va ligándose a la carrera del diseñador, y a su día a día, con los SD tenemos las piezas más básicas y algunas complejas, con ellas aceleramos la creación de los prototipos, adiós a los wireframes incomprensibles fuera de nuestro equipo, y menos aún para el usuario de calle. Es más sencillo construir historias y verlas con muchísimo realismo, damos contexto a lo visual y con el tiempo, logramos uniformidad de diseño a medida que nuestro SD crece.

Pero algo aún más potente es que acerca visiones hasta la fecha distantes. Y hablo sobre la visión del diseñador y del desarrollador. La orientación a objetos para la división del código en partes más pequeñas y dinámicas es algo que los desarrolladores siguen desde hace décadas, pero solo algunos diseñadores, aventureros y golosos de conocer, le habían dado la relevancia que se merecía. Con ello, lo que estamos haciendo es unificar formas de trabajo, entendemos el ciclo de vida de todas las piezas que construimos, y dejamos de trabajar a nivel página para hacerlo a diferentes niveles.

Pero lo que me emociona es ver como se dan la razón en una misma sala el diseño y el desarrollo. Es posible, y tú, diseñador, puedes salir de tu zona de confort, puedes mojarte los pies en orillas que van más allá de Figma.

Con lo que, volviendo a la definición de un Sistema de Diseño a día de hoy, me quedo con algo así:

“Un sistema de diseño es un conjunto de reglas y normas que el equipo de una organización establece internamente y que les permite trabajar de forma alineada a través de un lenguaje común.” (*1)

A un nivel inferior de los componentes encontramos otro tesoro, los Tokens, elementos individuales que nos permiten almacenar desde el lado de diseño. Valores que van desde colores, familias tipográficas, medidas, tipos de animaciones y un larguísimo etcétera a lo que se nos ocurra, en función del producto que trabajemos, avatares, ilustraciones, partituras, audios, modelos 3d, geolocalizaciones, lo que necesites, sin barreras ni restricciones, lo que se pueda almacenar de manera aislada e individual y que muchas partes de un producto consuman repetidamente, puede ser considerado un Token.

No hace falta que sepas programar para dominar Tokens, y si lo consigues, cosa que no dudo de ningún diseñador, el poder que tendrás en un proyecto será enorme. Y no lo será porque puedas cambiar un color de producción sin iniciar una videollamada con un programador, lo será porque serás siempre el propietario de muchísimas decisiones de diseño y negocio.

¿Y más arriba?

Vamos a juntar ejes: el eje del futuro y el eje de la visión. En un futuro cercano, donde ChatGPT nos muestra que la Inteligencia Artificial ya ha llamado a la puerta para mostrarnos que es capaz de crear obras de arte en segundos, es así, todos copiamos y nos inspiramos, puede que el resultado sea un popurrí de miles de imágenes, pero tiene mérito e igual nuestro cerebro no es tan mágico, como se plantea con el experimento de la habitación china. (*2) Puede hacer mucho más, y en los próximos meses veremos nuevos negocios emergentes o incluso puede remover el sistema educativo, eso en otro post… en lo referente a SD, ya vemos que el futuro puede ir hacia la IA, y con la visión, lo que podemos hacer es también elevarla, elevémosla a un Sistema de Diseño conversacional.

Un Sistema de Diseño Conversacional funcionaría con los asistentes virtuales, Alexa, Siri, Cortana, etc. y tendría todos los elementos visuales (UI) como un subconjunto en lugar de ser el todo. Es decir, la interfaz sería un recurso más para comunicarse y mostrar respuesta en un punto nuestro dialogo hombre-máquina, pero no sería su única opción, existiría la voz, señales sensoriales como vibrar, sonar o brillar, y por parte del usuario aumentarían los tipos de inputs, teclados virtuales, voz, gestos, distancia al aparato, etc.

¿Y cómo entenderíamos los componentes en un sistema así?

Dando más relevancia a los Journeys, que en este caso serían las conversaciones, lo que haríamos sería dividir una conversación empezando por la sentencia que despierta el dispositivo, tipo “Hey Marcelo”, que establecería comunicación con el dispositivo, y para cada bloque conversacional sería considerado un componente.

Por ejemplo:

J: Hola Marcelo,
M: ¿Hola Joan, como que te puedo ayudar?
[Componente Wake up]

J: Mis zapatillas están un poco desgastadas, me gustaría comprarme unas nuevas. Mira, hazle una foto para ver el modelo que ahora no recuerdo cual es,
M: Click! Vale, son unas Adidas Original, modelo Stan Smith.
[Muestra por pantalla el modelo de zapatillas, su precio, titulo, descripción corta, rating y opción de comprar]
[Servicio detección objetos por cámara y plantilla de compra de producto]

J: Perfect, las vi en otros colores, ¿puede ser?
M: Mmmmm, déjame mirar, ¡sí! Te muestro todos los colores que hay en stock, dime si te gusta en algún otro color.
[Aparece un selector de color arriba con una previsualización y el precio]
[Componente de tipo selector de color añadido a plantilla de compra de producto]
[Este tipo de compra nos puede recordar al modelo de compra habitual en una tienda física]

J: Wow en negro me flipan
[Joan toca la zapatilla en color negro en la pantalla y al botón de comprar]
[Plantilla de compra de producto]

M: Según tu calendario mañana vas a la oficina, ¿te las mando allí?
[Servicio conexión calendario y plantilla de visor de entrega de productos]
J: Si
M: Ok ya está, la entrega está prevista mañana antes de comer, que las disfrutes Joan.
[Componente cierre]

Entendiendo qué hay por encima y por debajo de los componentes, respondemos como puede ser el futuro del diseñador con los SD, y lo veo como algo más allá de la interfaz. Eso sí, teniendo en cuenta que todo lo que hacemos, lo hacemos por y para el usuario, no somos expertos en visual, somos expertos en entender a las personas.

 

(*1) https://www.plainconcepts.com/es/sistema-diseno-guia/
(*2) https://www.neoteo.com/la-habitacion-china-y-la-inteligencia-artificial/

 

Joan Arbó

Senior Design Technologist en Amazon Alexa
Docente en el curso Skills&Tools Sistemas de Diseño

Joan Arbó es Senior Design Technologist en Amazon Alexa, en su día a día se dedica a pensar cómo será el primer Sistema de Diseño para voz de la historia.

Es un experto en resolver problemas de UX complejos y trasladarlos a lenguajes de programación Front-end. Trabaja día a día interpretando como las decisiones de desarrollo afectan a la experiencia y viceversa y es un puente perfecto entre roles técnicos y de negocio.

Sistemas de Diseño

Ahora

1576€

Duración

50h

Siguiente convocatoria

octubre 2023

Un curso de 10 semanas, intensivo y eminentemente práctico, en el que recorrer todo el proceso de planteamiento, creación, actualización y gobierno de tu DS.

Un viaje en el que, desde el concepto hasta la forma de gobierno recorreremos todos los pasos para crear un sistema de diseño de máximo nivel. 50 horas intensas en la que aprenderás a gestionar un sistema como se hace en las mayores compañías del mundo.

Si quieres saber más, clica aquí.

Contamos más
cosas interesantes

Ciencia, Técnica y Arte en el Diseño de Productos

Por Esteban Díaz, Lead Designer en BBVA

¿Cuál es el alcance real del diseño como disciplina? Una pregunta que se hace Esteban Díaz y que trata de...

Del papel a la pantalla: Evolución y beneficios de los Sistemas de Diseño

Por Marta Rodríguez Maceda, Lead Design System en Openbank (Grupo Santander)

«Los Sistemas de Diseño no son una moda más o una tendencia pasajera, sino una evolución inherente a la tecnología.»...

06/07/2023

Y tú, ¿qué historia quieres contarle al mundo?

Por Natalia Cisterna, Creative Researcher

¿Qué historia has imaginado y te gustaría llevar más allá? En este artículo, Natalia Cisterna nos invita a romper límites...

Este sitio web utiliza cookies
Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestro sitio web, usted acepta todas las cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.
Aceptar todas
Rechazar todas
Mostrar detalles