Y tú, ¿qué historia quieres contarle al mundo?

¿Qué historia has imaginado y te gustaría llevar más allá? En este artículo, Natalia Cisterna nos invita a romper límites e inventar culturas, nuevas normas y sistemas. Imagina, emociónate, escribe. ¡Saca a tu ser creativo a pasear!

Y, ¿por qué no?, haz scroll para leer el texto completo y comenzar a expandir los horizontes de tu creatividad.

Hablar de historias es hablar de límites.

Límites. A lo largo de mi vida he rebasado algunos y también (aunque esto me ha costado más en algunos casos) he aprendido a poner otros. Lo paradójico es que siempre, el objetivo ha sido el mismo: salir adelante. Avanzar.

Hace tiempo que quería escribir acerca de los límites, la creatividad y de las historias que nos contamos, porque esas tres cosas van siempre, o casi siempre, de la mano.

A lo largo de la historia el ser humano ha sido capaz, a través de la creatividad, de contarse y contarle al resto del mundo historias que nos han llevado a rebasar muchos límites. El s.n XX nos ha dejado gran muestra de ello. Imaginamos una historia en la que podíamos volar y hoy tenemos aviones. Imaginamos historias en las que podíamos comunicarnos con el resto del mundo y hoy podemos hacerlo. Y así, una vez tras otra, conseguimos pisar la luna, descifrar el código genético, desalinizar agua, desarrollar nuevas fuentes de energía… Las historias que nos contamos amplían nuestra comprensión y experiencia del mundo, y nos impulsan a desafiar los límites de lo que creíamos posible.

Pero el deseo de superar ciertos límites, de escribir y contar nuevas historias sobre nosotros mismos y lo que podemos llegar a alcanzar, también conlleva riesgos, que no siempre somos capaces, o no queremos, valorar a tiempo.

Porque a medida que buscamos expandir los horizontes de la creatividad, de escribir nuevos capítulos de nuestra historia, es importante considerar los posibles efectos no deseados y las implicaciones éticas de nuestras acciones. Debemos encontrar un equilibrio entre la creatividad, la audacia y la responsabilidad. Sí, es importante explorar nuevas ideas y enfoques, pero también es fundamental considerar los impactos potenciales y evaluar cuidadosamente las consecuencias de lo que creamos, de las historias que imaginamos, que “escribimos” y después contamos.

Qué tienen en común Geoffrey Hinton, Chat GPT y Aza Raskin

Hace unas semanas, el New York Times, y después el mundo entero, se hacía eco de las palabras del que el mismo medio bautiza como ”El padrino de la IA”, Geoffrey Hinton.

“No creo que deban escalar esto más hasta que hayan entendido si pueden controlarlo”.

Geoffrey estaba marcando un límite claro. Podría haberlo hecho antes si, incluso podría no haber colaborado en el desarrollo de esta tecnología, contar otra historia, pero como él dice en la misma entrevista, si no lo hubiera hecho él, lo hubiera hecho otro.

Por otro lado, el creador de Open IA, desarrolladora de Chat GPT, compareció en el congreso de EEUU y pidió regular el uso y el desarrollo de esta tecnología. También estaba reclamando poner límites a la historia que él mismo había querido contarle al resto del mundo.

Siguiendo el hilo, me viene a la cabeza Aza Raskin y su manifiesto arrepentimiento, un tiempo después, por haber creado el scroll infinito, ese oscuro agujero por el que se cuela nuestra atención y con ella, el recurso más valioso que tenemos, nuestro tiempo. Mal final este.

Los tres tienen en común dos cosas, la primera es que los tres son personas que un día se contaron una historia que después han sido capaces también, de contarle a los demás, la segunda, es que comparten “cierto” pesar por haber creado algo que creen que se les ha ido de las manos.

John W. Campbell, escritor y editor de ciencia-ficción, impulsó la Edad de Oro de este género, que comienza justo con la edición del número de julio de 1939, de la revista Astounding Science Fiction. Isaac Asimov, colaborador de la publicación en aquella época, contaba que Campbell impulsó la introducción de la ciencia en los relatos que sus colaboradores escribían, les “invitaba” a recoger el conocimiento científico existente para que sus historias fueran más creíbles y anticiparan futuros que para la sociedad de ese momento fueran plausibles.

Hace unos días, viendo el documental emitido en TVE2, “Isaac Asimov, mensaje al futuro” Asimov mencionó esta frase: “de tanta realidad que incluímos en los relatos de ciencia-ficción, hemos acabado viviendo en una realidad de ciencia-ficción”.

Y es que las historias que nos contamos a nosotros mismos y que después trasladamos a los que nos rodean, al resto del mundo, importan.

Seamos creativos pues e imaginemos relatos que nos dirijan hacia futuros nuevos, cercanos, apetecibles. Rompamos con el límite que nos impone la infinidad de historias distópicas que nos inundan, de tramas y desenlaces que nos cuentan que todo está perdido y que consumimos sin cuestionar porque la repetición acaba haciendo su trabajo, impregnándonos de miedo e inhabilitándonos para la acción, para imaginar entornos en los que queramos vivir.

Despréndamonos también de lo que siempre nos hemos contado sobre nosotros mismos y de lo que nos impide avanzar, por ejemplo, en nuestro entorno profesional. En el último encuentro organizado desde Mr. Marcel, con docentes del MA que dirijo junto a Gabriela Lendo, Pablo de Rosacruz mencionaba la necesidad de ser capaces de dejar atrás la identidad profesional y atrevernos abrazar una nueva, de exprimir lo que somos en esencia, seres creativos, con capacidad de adaptar y re-enfocar nuestro propio relato.

¿Qué pasa si nos contamos que podemos ser otras, que el presente es infinito y sus posibilidades también?

Somos capaces de imaginar y contar buenas historias sobre cambios sociales, de inventar culturas, nuevas reglas y sistemas… Historias que rebasen el límite que nos impone un presente incierto y poco ilusionante.

Úrsula K. Leguin decía que “el hogar, al imaginarse, empieza a ser. Es real, más real que cualquier otro sitio, pero no se puede llegar allí si no te enseñan a imaginarlo los tuyos, quienesquiera que sean.”

Imaginemos historias que nos emocionen. Que sean bellas de principio a fin. Que nos permitan construir un “hogar”.

Y escribámoslas.

Natalia Cisterna

Creative Researcher
Codirectora y mentora MA. Creatividad, comunicación y narrativa

Tras estudiar Arte dramático en la escuela Nancy Tuñon en Barcelona, llega a Madrid en el año 2000 para seguir sus estudios de interpretación en la Escuela de Cristina Rota. Su inmersión en el mundo de la interpretación la lleva a formarse en guión de cine y dirección de documentales en NIC (Núcleo de Investigación Cinematográfica). Tras este periodo se forma también en fotografía y retoque digital en CEV. Se especializa en retrato.

Tras este período, decide emprender, en un sector totalmente distinto, el de la gastronomía, fundando La Mojigata, una empresa de Food Design que diseña experiencias gastronómicas para marcas como Adidas, Givenchy, Bimba y Lola, H&M, Zara… Así como también para instituciones culturales como el Museo Thyssen-Bornemisza.

Ha trabajado para el laboratorio de investigación creativa Wander de Soulsight y como Culture&Brand Research Strategy en Fondeadora.

MA. Creatividad, comunicación y narrativa

Ahora

Duración

62h

Siguiente convocatoria

Noviembre 2023

Conecta creatividad, comunicación y narrativas de una forma orgánica, estratégica y contemporánea. El oficio de crear y comunicar se ha vuelto ágil, exigente, necesitado de soluciones que no siempre son compatibles con la velocidad de los mercados. Para cultivar esa frescura, para comunicar con eficacia, este curso bucea por los entresijos del oficio y pone a tu servicio conocimientos depurados en torno a creatividad, comunicación y narrativas.

Dirigido por Natalia Cisterna  (Creative Researcher) y Gabriela Lendo (Brand & Content Strategist)

Una formación transversal y cuidada al detalle. Creada para elevar y sofisticar, adquiriendo profundidad.
Consulta el programa completo aquí

Contamos más
cosas interesantes

20/03/2024

El mar en una caracola

Por Belén Torregrosa, CEO y Directora de contenidos de LAVIDITA

Hablamos de lenguaje y su potencial. Y dice Belén: «(…) el lenguaje es mucho más que una respuesta automática. Si...

19/03/2024

Pensamiento estratégico y diseño estratégico. Una aproximación.

Por Ana Espejo, Design Research and Strategy y Consultant

¿Es el diseño estratégico una ciencia exacta? No. Se trata más bien, nos cuenta Ana, de una disciplina que se...

08/01/2024

Descubrir el futuro

Por Natalia Cisterna, Cultural & Social Researcher

¿Te has parado a pensar alguna vez en cuál es tu relación con el futuro? Natalia Cisterna sí y nos...

Este sitio web utiliza cookies
Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestro sitio web, usted acepta todas las cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.
Aceptar todas
Rechazar todas
Mostrar detalles